Las confesiones de 45 criminales de guerra japoneses juzgados y sentenciados por tribunales militares en China después de la Segunda Guerra Mundial se publican a partir del 4 de julio en internet de forma diaria durante un período de 45 días.